LA DIVINA MISERICORDIA - Radio Pilarcita

Vaya al Contenido

Menu Principal:

PROGRAMACION
CORONILLA A JESUS DE LA DIVINA MISERICORDIA
HORA DE NONA
CORONILLA A LA DIVINA MISERICORDIA
El rezo de la coronilla, como expresión de nuestra confianza en la Divina Misericordia debe ser perseverante, como dice el Evangelio: Es preciso orar siempre sin desfallecer. (Lc16,1)
La estructura de la coronilla es la siguiente:
Cuantas veces oigas el reloj dando las tres, sumérgete totalmente en Mi misericordia, adorándola y glorificándola; suplica su omnipotencia para el mundo entero y especialmente para los pobres pecadores, ya que en ese momento se abrió de par en par para cada alma. (Diario 1572)
A las tres, ruega por Mi misericordia, en especial para los pecadores y aunque solo sea por un brevísimo momento, sumérgete en Mi pasión, especialmente en Mi abandono en el momento de Mi agonía. Ésta es la hora de la gran misericordia para el mundo entero. Te permitiré penetrar en Mi tristeza mortal. En esa hora nada le será negado al alma que lo pida por los méritos de Mi pasión… (Diario 1320)

Por la Señal de la Santa Cruz de nuestros enemigos líbranos Señor, Dios nuestro. En el Nombre del Padre del Hijo y del Espíritu Santo. Amén
PADRE NUESTRO
Padre nuestro, que estas en el cielo santificado sea Tu nombre venga a nosotros tu reino, hágase tu voluntad así en la tierra como en el cielo
Danos hoy nuestro pan de cada día perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden no nos dejes caer en tentación y líbranos de todo mal. Amén (Mateo 6, 9-13)
AVE MARÍA
Dios te salve María llena eres de gracia, el Señor es contigo; bendita eres entre todas las mujeres y bendito es el Fruto de tu vientre Jesús.
Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte Amén. (Concilio de Efeso. Año 431)
CREDO
Creo en Dios Padre  todopoderoso, creador del cielo y de la tierra. Creo en Jesucristo, su único hijo, nuestro Señor que fue concebido por obra y gracia del Espíritu Santo nació de Santa María Virgen: padeció bajo el poder de Poncio Pilato; fue crucificado, muerto y sepultado; descendió a los infiernos al tercer día resucito de entre los Muertos; subió a los cielos y esta sentado a la derecha, de Dios Padre Todopoderoso, desde allí ha de venir a juzgar a los vivos y a los muertos. Creo en el Espíritu Santo, la Santa Iglesia Católica, la comunión de los Santos; el perdón de los pecados, la resurrección de los muertos y la vida eterna. Amén

Cada una de las cuentas correspondientes al Padre Nuestro, se comienza con la Fórmula:

“Padre eterno, te ofrezco el cuerpo y la Sangre, el Alma y la Divinidad de tu Amadísimo Hijo nuestro Señor Jesucristo, como propiciación de nuestros pecado y los del mundo entero.”
En cada una de las cuentas del Ave María se reza:
Por su dolorosa Pasión
Ten misericordia de nosotros y del mundo entero

Expiraste, Jesús, pero la fuente de vida brotó para las almas y el mar de misericordia se abrió para el mundo entero. Oh fuente de vida, insondable Misericordia Divina, abarca al mundo entero y derrámate sobre nosotros (Diario 1319)
Oh Sangre y Agua que brotaste del sagrado corazón de Jesús como fuente de Misericordia, para nosotros y para el mundo entero. EN TI CONFIO

La coronilla termina con la triple invocación de:
Santo Dios; Santo Fuerte, Santo Inmortal, ten piedad de nosotros y del mundo entero. (Diario 476)
Alabanzas a la Divina Misericordia
El amor de Dios es la Flor y la Misericordia es el Fruto
Que el alma que dude escuche estas consideraciones de Santa Faustina y se haga un alma confiada

Después de cada invocación se dice: “EN TI CONFIO”
Misericordia Divina, que brota del seno del Padre.
Misericordia Divina, supremo atributo de Dios.
Misericordia Divina, misterio incomprensible.
Misericordia Divina, fuente que brota del misterio de la Santísima Trinidad
Misericordia Divina, insondable para todo entendimiento humano o Angélico.
Misericordia Divina, dee donde brotan toda vida y felicidad.
Misericordia Divina, más sublime que los cielos.
Misericordia Divina, fuente de milagros y maravillas.
Misericordia Divina, que abarca todo el universo.
Misericordia Divina, que baja al mundo en la persona del Verbo Encarnado.
Misericordia Divina, encerrada en el corazón de Jesús para nosotros y especialmente para los pecadores.
Misericordia Divina, impenetrable en la institución de la Sagrada Hostia.
Misericordia Divina, en la Institución de la Santa Iglesia.
Misericordia Divina, en el Sacramento del Bautismo.
Misericordia Divina, en nuestra justificación por Jesucristo.
Misericordia Divina, que nos acompaña durante toda la vida.
Misericordia Divina, que nos otorga la vida inmortal.
Misericordia Divina, que nos acompaña en cada momento de nuestra vida.
Misericordia Divina, que nos protege del fuego infernal.
Misericordia Divina, en la conversión de los pecadores empedernidos.
Misericordia Divina, asombro para los ángeles, incomprensible para los santos.
Misericordia Divina, insondable en todos los misterios de Dios.
Misericordia Divina, que nos rescata de toda miseria.
Misericordia Divina, fuente de nuestra felicidad y deleite.
Misericordia Divina, que de la nada nos llamo a la existencia.
Misericordia Divina, que abarca todas las obras de sus manos.
Misericordia Divina, corona de todas las obras de Dios
Misericordia Divina, en la que estamos todos sumergidos.
Misericordia Divina, dulce consuelo para los corazones angustiados.
Misericordia Divina, única esperanza de las almas desesperadas.
Misericordia Divina, remanso de corazones, paz ante el temor.
Misericordia Divina, gozo y éxtasis de las Almas Santas.
Misericordia Divina, que infunde esperanza, perdida ya toda esperanza.

(DIARIO 949)
Las Misericordias de Dios son más grandes que todas sus obras por eso cantaré las Misericordias de Dios para siempre.

ORACIÓN
Oh Dios Eterno, en quien la Misericordia es infinita y el tesoro de compasión inagotable, vuelve a nosotros tu mirada bondadosa y aumenta tu Misericordia en nosotros, para que en momentos difíciles no nos desesperemos ni nos desalentemos, sino que con gran confianza, nos sometamos a tu Santa Voluntad que es el amor y la Misericordia mismas. Amén
(Diario 950)

 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal